Vuelve Unidad Anti-crimen del NYPD vuelve a las calles de NYC

Este lunes comienza sus funciones con un nuevo nombre, ‘Equipo de Seguridad Vecinal’, y los oficiales llevarán uniformes para ser identificados claramente.

Amadou DialloSean Bell y Eric Garner. Estos tres hombres tienen algo en común, fallecieron a manos de oficiales de policía vestidos de civil y que formaban parte de la Unidad Anti-crimen del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD), que por años fue acusada de brutalidad policial y uso excesivo de la fuerza principalmente contra individuos negros e hispanos, y que fue desmantelada en agosto del 2020 luego de las intensas protestas por justicia racial tras la muerte de George Floyd.

Pero este lunes, esa controversial unidad está resucitando y volverá a combatir el crimen en las calles de la ciudad de Nueva York pero bajo un nuevo nombre, ‘Equipo de Seguridad Vecinal’ (NST), y una muy notable diferencia, que los oficiales ya no estarán vestidos de civil, sino portarán uniformes que permitirán que sean identificados fácilmente.

La puesta en funcionamiento nuevamente de esta unidad fue anunciada el 24 de enero por el alcalde Eric Adams, como parte de su ‘plan maestro’ para combatir la delincuencia y violencia armada, y que dio a conocer tres días después de la muerte a tiros de dos oficiales dominicanos en Harlem.

“Tendrán una mejor capacitación y supervisión, lo que ayudará a la Ciudad a mantener bajo control el linaje problemático de la unidad en el pasado”, aseguró Adams cuando hizo su anuncio.

Y ante la activación este lunes de esa unidad, la organización de defensores ‘The Legal Aid Society’ recalcó que no importa “si estas unidades van uniformadas o de civil, o si se llaman Anti-Crimen o ‘Equipos de Seguridad Vecinal’, lo más importante es que el alcalde Adams se asegure de que estos oficiales se conduzcan legalmente para respetar los derechos constitucionales de las personas que ellos están vigilando”.

“Cuando los oficiales del NST cometan actos de mala conducta, la Alcaldía debe hacerlos rendir cuentas rápidamente. De lo contrario, estos equipos andarán por los vecindarios de nuestros clientes (principalmente las minorías) con impunidad, empleando las mismas tácticas policiales hiperagresivas de su pasado problemático”, agregó la organización en un comunicado.

La comisionada de Policía Keechant Sewell anunció que desde este lunes el Equipo de Seguridad Vecinal empezará a recorrer los vecindarios con una misión principal y es sacar las armas ilegales de las calles, y por ello en lo que llamó la ‘fase uno’, se enfocarán en 30 zonas donde han aumentado los tiroteos durante la pandemia y se ha registrado el 80% del total de crímenes en la Gran Manzana:

  • Comisarías 23, 25, 32 y 34 en Manhattan.
  • Comisarías 40, 41, 42, 43, 44, 46, 47, 48 y 52 en El Bronx.
  • Comisarías 67, 71, 73, 75, 77, 79, 81 y 83 en Brooklyn.
  • Comisarías 103, 105 y 113 en Queens.
  • Áreas de Servicio Policial 2, 3, 5 y 7 de la Unidad de Viviendas Públicas.

Una gran diferencia: los uniformes

A diferencia de la antigua unidad, ahora los oficiales sí tendrán un uniforme con una clara insignia del NYPD lo que evitará situaciones que fueron parte de la controversia del pasado, y era que los oficiales llegaban en sus autos y las personas no sabían si se trataban de oficiales o no, lo que provocaba algunos enfrentamientos y que en muchos casos terminaban con los policías usando fuerza excesiva o incluso acciones catalogadas como brutalidad.

Los datos proporcionados por la Junta de Revisión de Quejas Civiles (CRRB), la agencia de vigilancia encargada de supervisar la acción de los oficiales del NYPD, muestran que la antigua unidad recibió muchas quejas a lo largo de los años. Tuvieron 430 en 2019 y 428 en 2018, aunque la gran mayoría de esas denuncias no fueron probadas, según muestran los datos.

Otro dato importante, es que a las nuevas unidades se les asignarán autos encubiertos, sin marcas de la Policía, que finalmente estarán equipados con cámaras en el tablero.

El jefe de Departamento Ken Corey informó además que el primer grupo estará compuesto por 168 efectivos, y “los 300 restantes se agregarán de forma paulatina, una vez que completen su entrenamiento de siete días”.

Corey especificó que quienes forman la unidad “están siendo entrenados intensamente en técnicas de fuerza mínima, tácticas avanzadas, paradas de automóviles. La desescalada es esencial para todo, las habilidades de comunicación son una gran parte, la capacitación en la sala del tribunal y, como indicó la comisionada de Policía, la vigilancia constitucional”.

A esto, Sewell agregó que lo que realmente “queremos enfatizar es que también hay un componente comunitario en esta capacitación donde hablamos con la comunidad y descubrimos exactamente cuáles son los cambios que les gustaría ver, cuáles fueron sus preocupaciones en el pasado y de qué pueden hablar”.

El NYPD especificó que en total serán 25 unidades y que cada una estará compuesta de cinco oficiales en cuyos uniformes portarán una cámara corporal lo que hará que se pueda hacer una investigación más precisa si surge alguna denuncia de abuso policial.